Uncategorized

Bizcocho sin gluten y sin lactosa

¿Domingo? qué rápido se ha pasado el fin de semana… hoy os traemos la receta de un bizcocho sano y para toda la familia. Actualmente, nos encontramos más casos de intolerancias alimentarias, por eso cada vez más tenemos que tener presente la gran frase “somos lo que comemos”.

Nosotras, lo sabemos muy de cerca porque en la familia tenemos varios casos con el gluten, la lactosa… etc, por eso hoy que tenemos merienda en casa, hemos decidido hacer un bizcocho que lo pueda comer toda la familia.

¡¡Ahí va la receta!!

Ingredientes:

  • 3 Huevos
  • 125 Gramos de Azúcar.
  • 125 Gramos de Harina de repostería sin gluten.
  • 125 Mililitros de Aceite de oliva.
  • 1 Cucharadita de Levadura química.
  • 1 Pepitas de chocolate puro sin gluten.
Preparación:

Lo primero que tenemos que hacer para preparar este bizcocho sin gluten y sin lactosa es precalentar el horno a 170 ºC. Después en un bol cascamos un huevo y con una batidora eléctrica lo batimos hasta que se forme espuma. Y repetimos esta operación con los otros dos huevos pero siempre de uno en uno.

A continuación, añadimos el azúcar y volvemos a batir hasta que vuelva a formarse espuma de nuevo. Luego añadimos la harina y la levadura química y volvemos a batir  hasta obtener una masa homogénea. Seguidamente echamos el aceite de oliva y volvemos  a batir.

Por último, añadimos las pepitas de chocolate de forma aleatoria. (Lo hacemos así para que cuando el bizcocho empiece a hornearse y la masa empiece a subir las pepitas se dispersen por todo el bizcocho.) Más tarde, forramos un molde con un de spray antiadherente y vertemos la masa. Lo metemos en el horno precalentado y lo cocinamos unos 40 minutos hasta que esté bien hecho ( Esto dependerá de cada horno). Una vez horneado, dejamos enfriar encima de una rejilla de horno.

¡¡¡et voilà…!!!

 

FB_IMG_1507198357380

¡¡Feliz domingo!!

Anuncios
Uncategorized

Tarta de zanahoria con pasas y nueces.

¡¡Buenas tardes amigos!! 😊

Para este sábado tan lluvioso os traemos una receta para compartir con toda la familia.

Ingredientes:

Para el bizcocho lo que necesitaremos :

  • 200 gr de harina
  • 200 gr de aceite
  • 250 gr de sirope de ágave
  • 250 gr de zanahoria rallada
  • 3 huevos L
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 2 cucharaditas y media de canela
  • 1 cuart de cucharada de nuez moscada
  • Media cucharadita de sal
  • 100 gr de pasas
  • 100 gr de nueces

Para el frosting necesitaremos:

  • 200 gr de mantequilla sin sal
  • 300 gr de queso crema tipo philadelphia.
  • 400 gr de azucar glass.

Preparación

En primer lugar lo que haremos será preparar el molde en el que vamos a hacer la tarta. Para ello, nosotras vamos a usar un molde de desmoldar al cuál le vamos a poner por debajo un papel de horno para que el bizcocho no se pegue y también lo vamos a engrasar con un spray antiadherente. Para estar doblemente seguras.

Cuando ya tengamos el molde listo precalentamos el horno a 180° mientras que hacemos el bizcocho. Antes de comenzar con la preparación tenemos que tener en cuenta que el bizcocho o la tarta de zanahoria es una tarta que no requiere de una máquina o de una batidora para poder hacerlo sino que se pueda hacer simplemente con varillas. Nosotras la hacemos con una batidora de mano porque ya estamos acostumbradas y nos resulta más cómodo, pero si no tenéis en casa podéis hacerlo perfectamente con la varilla de mano.

En primer lugar lo que haremos será mezclar en el bol el aceite con el sirope de ágave, removemos bien Hasta que estos dos ingredientes estén totalmente integrados. A continuación, vamos a añadir los huevos uno a uno, esto es importante porque hasta que el huevo no esté integrado totalmente no podemos pasar al siguiente paso porque de esto va a depender la consistencia que tenga nuestro bizcocho.

Una vez que tengamos todo hecho, lo vamos a apartar un momento y vamos a poner en un bol la harina, junto con la levadura, la nuez moscada y la canela, y a continuación vamos a tamizar todos estos ingredientes con el fin de que no se nos formen grumos en la masa, una vez que ya está todo tamizado añadimos la sal y vamos a ir añadiendo poco a poco esta mezcla de harina y especias a la masa que anteriormente habíamos apartado y vamos a ir integrando la harina con movimientos envolventes con la ayuda de una lengua repostera.

Notaremos que la masa se queda un poco densa pero no pasa nada porque ahora cuando agreguemos la zanahoria ya se volverá mucho más fluida. Cuando toda la harina se haya integrado totalmente con el resto de la masa lo que haremos será añadir la zanahoria que previamente hemos rayado en pequeños trozos, y la integramos con movimientos envolventes también.

A continuación, añadimos las pasas, a nosotras nos gusta añadirlas enteras, también añadiremos las nueces (las cuales previamente las hemos troceado).

Cuando esté todo integrado pues ya hemos terminado la masa del bizcocho así que ahora lo que tenemos que hacer será ponerla en el molde y meterlo en el horno que ya estará caliente así que lo dejaremos a 180° durante 50 minutos más o menos. (Esto dependerá de cada horno) para saber si el bizcocho está listo lo que tenemos que hacer es pincharlo con un palillo y éste tiene que salir limpio.

Cuando saquemos nuestro bizcocho del horno y lo devolvemos es muy importante que lo dejemos enfriar durante 15 minutos para que el bizcocho no se rompa al manejarlo ya que estará muy caliente.

Cuando el bizcocho ya esté totalmente frío en la hora de preparar la cobertura o frosting, en este caso nosotras hemos elegido el frosting de queso porque nos encanta la combinación con la zanahoria, sin embargo hay otros frosting que también podéis utilizar, como puede ser de chocolate blanco que también está riquísimo. También si queréis optar por la opción de no poner frosting y dejar el bizcocho sin nada también tenemos que deciros que está muy bueno lo vais a disfrutar igual!!!

Para preparar el frosting nosotras utilizamos siempre la batidora, ya sea la de mano o la de mesa porque de esta forma es como el frosting adquiere una buena textura y consistencia. Para ello, lo que vamos hacer será poner en un bol la mantequilla (Que tiene que estar siempre a temperatura ambiente) y batir durante más o menos 7 u 8 minutos hasta que la mantequilla se haya aireado.

Posteriormente, añadiremos el azúcar glass (tamizada previamente) y batiremos hasta que veamos que todo está bien integrado y tiene una textura cremosa. En ese momento, será la hora de añadir el queso y batir hasta que todo esté totalmente integrado. Nuestro frosting ya estará listo.

¿Fácil verdad? 😁

¡¡Buen fin de semana!!

Recetas

Coliflor, una buena opción para tomar verduras.

coliflor-sobre-mesa

La coliflor es un alimento que esta riquísimo y que además posee grandes beneficios para nuestro cuerpo, entre ellos encontramos que:

  • Es una fuente de vitamina K
  • Contiene Magnesio, Fósforo, Vitamina B6 y Ácido fólico
  • Tiene propiedades anti-inflamatorias.
  • Es rica en antioxidantes

Además es una gran fuente de colina, la cual es una vitamina B fundamental para el desarrollo del cerebro.

Hay muchas formas de comerla, cruda, a la plancha, hervida, sofrita, al horno, aliñada etc. En este caso, nosotras nos hemos decantado, por hacer una receta que lleva la coliflor hervida, para posteriormente hornearla con bechamel, si quieres saber la receta, aquí abajo te la dejamos.

Buen provecho. 😉

RECETA 

Para 2 personas necesitaremos:

  • Media coliflor
  • 1/4 de cebolla
  • 1 pegotón de mantequilla.
  • Nuez moscada (Al gusto)
  • 250 ml de leche (Puede ser también sin lactosa)
  • 1 cucharada sopera colmada de harina.
  • Queso (opcional)

Preparación:

Lo primero que haremos será trocear los cogollos de la coliflor y ponerlos a hervir en agua con una pizca de sal (nosotras hemos utilizado sal rosa del himalaya), estará lista cuando la pinchemos y veamos que esté tierna, entonces ya la podemos apartar.

Lo siguiente que haremos será preparar la bechamel, para ello, lo que haremos será antes que nada cortar la cebolla en trozos muy pequeños. La pondremos en el sartén con aceite y la pocharemos, no queremos que la cebolla se fría solamente que esté pochada.

Cuando la cebolla esté lista añadimos un pegotón de mantequilla hasta que se derrita, entonces es el momento de echar la cucharada de harina, removemos bien hasta que la harina se haya integrado con la cebolla y mantequilla. movemos enérgicamente para que no que queme.

A continuación, añadimos los 250 ml de leche ( si está un poco caliente mejor para que no se formen grumos) seguimos moviendo enérgicamente y añadimos la nuez moscada al gusto y una pizca de sal.

La salsa irá espesando poco a poco, así que cuando se despegue del sartén, quiere decir que la bechamel estará lista y entonces la podemos retirar del fuego.

Lo siguiente que haremos será poner la coliflor en una fuente de cristal para hornear o lo que uséis habitualmente para ello. Precalentamos en horno a 180º, mientras tanto vertemos la bechamel encima de la coliflor y opcionalmente le podemos añadir un poco de queso para darle un gusto diferente. Cuando el horno esté listo la horneamos 15 minutos (aunque esto va a depender de cada horno, vosotr@s mejor que nadie lo conoce) y la gratinamos hasta que el queso se dore.

IMG_1817

¡¡Ya está listo nuestro plato!!

Rápido, fácil y saludable… 🙂

 

 

Uncategorized

Verduras y frutas de temporada

¡¡Bienvenido Marzo!!

Aquí os dejamos las verduras y frutas que son propias del mes de marzo.

Con este cartel queremos concienciar de que compremos frutas y verduras de temporada, ya que al ser asi, no están cultivadas bajo tratamientos forzados para su desarrollo natural.

De esta forma pretendemos fomentar las compras en el pequeño mercado de nuestro barrio. Así de esta forma podemos hacer doble ejercicio, andar y comprar sano. 😀

Presentación, Uncategorized

No cuido mi dieta, la dieta me cuida a mí

¡¡Bienvenidos a nuestro espacio saludable!!

En cocina con nosotras, encontrarás un espacio donde descubrir, aprender y poner en práctica consejos sobre cocina y vida. Somos Marta y Patricia, dos hermanas concienciadas con la vida saludable.

Queremos recuperar los valores de la cocina tradicional y sana, para así cuidarnos por fuera y por dentro.

¿Nos acompañas? 🙂